. . Recitando poesía (en tachos de basura posiblemente)

martes, 2 de agosto de 2011

Para que mis palabras se zarpen es preciso que muera su corazón.
El silencio esquisito, esquizofrenia favorita.

2 comentarios:

María dijo...

qué triste y lindo a la vez, es como sacarle su corazón pero para formar otro, poema tal vez? lindo blog lindo

María dijo...

mirá te firmo otra vez para que diga: 2 abrazos